Ir al Contenido

San Juan


San Juan, el discípulo amado no podía faltar en tan impactante escena, que acompaña al maestro hasta en los peores momentos, se sitúa enfrente de María e igualmente escuchando las palabras del maestro.

Esta apoyado sobre una piedra con su pie izquierdo descalzo, en su mano izquierda lleva consigo la Biblia, apoyada sobre su rodilla izquierda.
El escultor al tallar a San Juan con la Biblia en la mano quiso representar con eso su condicción de Evangelista.

La mano derecha la tiene levantada, señalando con la palma de la mano hacia arriba, a nuestro Señor.
Su vestimenta es una tunica granate que es la reservada para San Juan.



Contador de visitas y estadísticas

Regresar al contenido | Regresar al menú principal