Ir al Contenido

Historia y Sugerencias

Desde 1651 un sonido estentóreo y bronco de cornetín y desafinados compases de tambor, rasga la noche llamando a los Cofrades de las << cinco de la mañana >>. Es el <<MERLÚ>>.
Con hábito de Laval negro, tremendamente fantasmagórico, estas dos singulares figuras (corneta y tambor), van llamando por toda la ciudad a los cofrades para esta cita anual de la madrugada del Viernes Santo, en la hermosa iglesia de San Juan.
Y a las cinco en punto de la mañana, con el templo abarrotado de público y cofrades, se pone en marcha la procesión más larga y numerosa de toda la Semana Santa Zamorana. Más de 3.000 cofrades la componen, que con la vestimenta antes descrita y cruz penitencial de madera al hombro, sacan en procesión once esplendidos <<Pasos>> que representan momentos cumbres de la Pasión de Cristo.

De portentosa, singular y única por su fuerte personalidad, hay que calificar a esta importante procesión zamorana. Desde su comienzo toda ella es emotiva y de una gran fuerza estética. Espectacular donde las haya por la asistencia masiva de cofrades y público, que a esas horas de la noche y madrugada, la acompaña y contempla, creándose un espectáculo en el ambiente de la Ciudad que no tiene parangón. Los numerosos pasos iluminados, las bandas de música, la singular vestimenta fantasmagórica de los numerosísimos cofrades con las cruces negras al hombro, etc. Hacen de esta procesión que sea, sin duda alguna, uno de los más significativos de las Semanas Santas de España.

Hay que destacar también de esta madrugada la pintoresca costumbre de desayunar durante media de descanso en las Tres Cruces, las celebres << sopas de ajo >>en cazuela de barro. Asimismo, otro de sus más brillantes momentos es el regreso en la Plaza Mayor, donde la procesión de la vuelta y los pasos que son llevados a hombros echan toda su sabiduría en el << Baile >> que de manera singular << animan >> a las figuras de los grupos escultóricos. La gente espera este brillante momento y expresa con aplausos a aquellos cargadores que en su criterio han sido los mejores, tanto en el propio baile como en las cadenciosas y rítmicas vueltas a los ángulos de la Plaza.

" El Itinerario"


Contador de visitas y estadísticas

Regresar al contenido | Regresar al menú principal